*Opinión

MTD (Mejores Técnicas Disponibles), Autorización Ambiental Integrada (AAI) y Sistemas de Gestión Ambiental (SGA) en explotaciones porcinas y avícolas de Extremadura

Por Blas Curado (Ingeniero de Montes)

Es menester según la normativa IPPC que las explotaciones ganaderas con AAI renueven o actualicen de oficio dicha autorización ambiental con el fin de implementar, en la medida de lo posible, las MTD aplicables al sector en caso de existencia.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es foto1.jpg

En este contexto, en Extremadura (región eminentemente agroganadera) abundan las explotaciones sujetas a AAI (sobre todo de porcino, pollos y ponedoras) que recientemente están actualizando dichos permisos con el motivo anteriormente expuesto: las MTD.

En muchos casos previa petición de la Junta de Extremadura tienen que presentar informe al respecto de cómo implementan o implementarán las MTD en su actividad, y posteriormente es la Administración la que de oficio realiza dicha actualización.

Según establece la Directiva 2010/75/UE de emisiones industriales (prevención y control integrados de la contaminación) se entiende como Mejores Técnicas Disponibles (MTD):

    • «técnicas disponibles»: las técnicas desarrolladas a una escala que permita su aplicación en el contexto del sector industrial correspondiente, en condiciones económica y técnicamente viables, tomando en consideración los costes y los beneficios, tanto si las técnicas se utilizan o producen en el Estado miembro correspondiente como si no, siempre que el titular pueda tener acceso a ellas en condiciones razonables.
    • «mejores»: las técnicas más eficaces para alcanzar un alto nivel general de protección del medio ambiente en su conjunto; aquellas tecnologías utilizadas en una instalación junto con la forma en que la instalación esté diseñada, construida, mantenida, explotada y paralizada, y siempre que sean las más eficaces para alcanzar un alto nivel de protección del medio ambiente en su conjunto y que puedan ser aplicadas en condiciones económica y técnicamente viables.

En 2017 sale publicada la MTD aplicable a los sectores ganaderos de porcino y avícola bajo la denominación de DECISIÓN DE EJECUCIÓN (UE) 2017/302 DE LA COMISIÓN de 15 de febrero de 2017 por la que se establecen las conclusiones sobre las mejores técnicas disponibles (MTD) en el marco de la Directiva 2010/75/UE del Parlamento Europeo y del Consejo respecto a la cría intensiva de aves de corral o de cerdos.

Esta MTD recoge unas 30 medidas organizadas en diferentes ámbitos medioambientales tales como ruidos, emisiones al aire de contaminantes, vertido, consumo de agua, eficiencia energética, olores, residuos, y mejora de la gestión ambiental.

Entre una de las MTD más destacadas es la número 1, que se refiere a la existencia de un sistema de gestión ambiental en la explotación (SGA) que busca mejorar el comportamiento ambiental global de las explotaciones, siendo la MTD consistente en implantar y cumplir un sistema de gestión ambiental (SGA) que reúna todas las siguientes características:

    • Obtener el compromiso de los órganos de dirección, incluidos los directivos superiores.
    • Definición, por parte de los órganos de dirección, de una política medioambiental que promueva la mejora continua de la eficacia ambiental de la instalación.
    • Planificar y establecer los procedimientos, objetivos y metas, junto con la planificación financiera y las inversiones necesarias.
    • Aplicar los procedimientos prestando especial atención a: a) la organización y la asignación de responsabilidades; b) la formación, la concienciación y las competencias profesionales; c) la comunicación; d) la implicación de los trabajadores; e) la documentación; f) el control eficaz de los procesos; g) los programas de mantenimiento; h) la preparación y la capacidad de reacción ante las emergencias; i) la garantía del cumplimiento de la legislación ambiental.
    • Comprobar el comportamiento y adoptar medidas correctoras, haciendo especial hincapié en lo siguiente: a) la supervisión y la medición; b) las medidas correctoras y preventivas; c) el mantenimiento de registros; d) la auditoría interna o externa independiente (cuando sea posible) para determinar si el SGA se ajusta o no a las disposiciones previstas y si se aplica y mantiene correctamente.
    • Los directivos superiores establecerán un sistema de revisión del SGA, para comprobar si el sistema sigue siendo conveniente, adecuado y eficaz.
    • Seguir el desarrollo de tecnologías más limpias.
    • Considerar, tanto en la fase de diseño de una nave nueva como durante toda su vida útil, incluyendo el impacto ambiental del cierre final de la nave.
    • Realizar de forma periódica evaluaciones comparativas con el resto del sector.
    • Aplicar un plan de gestión del ruido (en caso de explotaciones en intensivo).
    • Aplicar un plan de gestión de olores (en caso de explotaciones en intensivo). 

foto-mtd-1

Al fin y al cabo, lo que plantea esta MTD 1 es un sistema de gestión que abarque prácticamente todos los aspectos tratados en el resto de las MTDs del sector (buenas prácticas ambientales), asegure que se planifica, actúa y controla de la mejor forma posible dichos aspectos en aras de una mejora medioambiental del comportamiento de la explotación.

Pero cuidado, que no os engañen, el tener o aspirar a cumplir con esta MTD no significa que el SGA deba ser certificado, certificable o estar diseñado conforme a alguna norma como es la ISO 14001 o el reglamento EMAS. Pues en las consideraciones técnicas en relación con la aplicabilidad de esta MTD 1 se establece que “El alcance (por ejemplo, el grado de detalle) y las características del SGA (por ejemplo, si está normalizado o no) dependerán de las características, dimensiones y nivel de complejidad de la explotación, así como de los diversos impactos que pueda tener sobre el medio ambiente”. Esto en definitiva viene a decir que el diseñar o tener un SGA conforme a norma ISO 14001 o EMAS es opcional, y en ciertos casos puede ser recomendable.

Por todo ello para mí esta MTD 1 es la más importante en este sector, pues además de fomentar el diseño y mantenimiento de un sistema de gestión ambiental, establece ítems muy novedosos en la gestión sostenible como es el ciclo de vida del producto (tratando impactos ambientales desde el diseño de instalaciones hasta su clausura y durante toda su vida útil), o la gestión de aspectos a veces olvidados como son los olores en los análisis ambientales de una actividad.

Como actualmente se están tramitando actualizaciones de AAI en la mayoría de las explotaciones porcinas y de aves de corral en Extremadura, mi recomendación es estar atentos y revisar a detalle el proceso de actualización de la AAI de la explotación y si en la resolución de la AAI actualizada se recoge la aplicación obligatoria de esta MTD nº1 en su contenido. Pues en caso de ser así, deberá poner en marcha el diseño de este sistema o bien asegurar su mantenimiento si ya se cuenta con él, pues al quedar recogido en la AAI será de obligado cumplimiento para el titular de la AAI de la explotación.

(Fuente: Blas Curado)

——-

El picudo y la cigüeña

Por Blas Curado (Ingeniero de Montes)

LA VIDA Y LA MUERTE, COMO ELEMENTOS ESENCIALES DE LA NATURALEZA, TIENDEN A EQUILIBRARSE Y A COMPENSARSE, YA SEA DE FORMA DIRECTA O INDIRECTA.

DE TODOS ES CONOCIDO AQUELLO DE LA ENERGÍA, NI SE CREA NI SE DESTRUYE, SOLO SE TRANSFORMA. EN BIOLOGÍA, CIENCIA IMPREDECIBLE, OCURREN COSAS QUE NO DEJAN DE SORPRENDERME.

DÉJAME CONTARTE UN EJEMPLO, CURIOSO Y A LA VEZ FAMILIAR PARA LOS EXTREMEÑOS.

Desde el año 2016, y con más incidencia y mayor repercusión mediática en el pasado año 2019 (era pre-covid), muchas de las palmeras de nuestra región extremeña sufrieron el ataque de una plaga mortal de gorgojos (como escarabajos), rojizos con una larga trompa o pico, seguro que sabes a qué me refiero: el Picudo rojo.

Picudo rojo

Seguro que en tu retina guardas alguna imagen de alguna palmera canaria típica de Extremadura totalmente desprovista de sus hojas o totalmente decaída y seca. En algunas zonas la plaga fue tan intensa que donde había un bonito paseo de palmeras ahora hay un paseo flanqueado de fustes a modo de columnas…seguro que sabes de lo que te hablo.

El picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus) es una especie de coleóptero perteneciente a la familia de los curculiónidos, ​ originario del Asia tropical (uff, otra bendición venida de oriente…). Este escarabajo es fácilmente identificable por su llamativo “pico” alargado y su color rojo. Las larvas que habitan en la “copa” de la palmera son las responsables de los importantes daños que causan, que normalmente culminan con la muerte de la palmera.

Los síntomas aparecen cuando el daño es ya irreversible y por tanto es muy importante una detección precoz y eliminar aquellas palmeras que se considere muy improbable su recuperación. Es necesario realizar tratamientos preventivos en zonas demarcadas bien mediante pulverización en la corona o bien mediante inyecciones en el “tronco”. Las palmeras canarias son las más afectadas por esta plaga, seguidas de las datileras.

La plaga de este otro bichejo seguro que vuelve este agraciado año 2020. Pero no quiero se melodramático y prefiero centrarme en lo positivo, en la Vida, como se abre paso ante la muerte, como la luz asoma tras la oscuridad, como la Naturaleza compensa los desequilibrios de una forma u otra.

En este caso, el beneficiado del problema de esta plaga en las palmeras es el Picudo Rojo, que consigue reproducirse y persistir su especie a costa de la muerte de otro ser vivo (en este caso del reino vegetal) al hacerle galerías para la cría en su interior. Pero aparece en mi historia un nuevo actor que me hace esbozar una sonrisa de esperanza después de tanto tiempo: nuestras amigas las Cigüeñas, nuestro emblema de Extremadura por excelencia.

En febrero y marzo todos los años miles de cigüeñas blancas (Ciconia Ciconia) vuelven a la Península Ibérica desde África en busca de climas algo más suaves para reproducirse. Unas 34.000 parejas regresan a España por esas fechas. A Extremadura lo hacen unas 11.000. De ellas, la mayor parte, más del 60%, se encuentra en Cáceres, y el restante en Badajoz, buscando lugares aptos para nidificar y sacar adelante una nueva camada.

Sí, seguro que tú también te has percatado del detalle. Esos sombríos y tristes fustes secos que una vez lucieron como majestuosas palmeras han sido aprovechados por estas inteligentes aves para montar sus pesados nidos en primavera y criar a sus polluelos.

Ahora que los postes de electricidad son vetados para ellas por problemas de electrocución y averías, ahora que cada vez hay más pisos y menos casas, menos techos capaces de soportar el peso del nido, más problemas de conservación de patrimonio, ahora que cada vez hay más árboles urbanitas endebles (con solo funciones estéticas) como para poder aguantar el susodicho peso del nido, etc., es ahora cuando la sabia biología e instinto de supervivencia hace útil para la vida de otras especies el resultado de la muerte de otra. O lo que siempre se ha dicho “no hay mal que por bien no venga”.

(Fuente: Blas Curado)